lunes, 23 de diciembre de 2013

Carrera de Aranjuez (la carrera de las liebres)


Estamos acostumbrados a ver en carreras un dorsal donde no hay número si no la  palabra “PACE”.  El significado completo es “pace maker” y traducido del inglés es el fabricante de ritmo. En España los llamamos liebres, seguramente por la analogía de la carrera de galgos persiguiendo a una liebre. La definición nos dice que es un corredor que participa en las carreras de medio fondo para imprimir un ritmo vivo capaz de permitir a toros corredores conseguir un buen tiempo.

Cuento todo esto porque nunca antes en una carrera de Running Rivas habíamos tenido tantas liebres en una carrera. Este domingo en Aranjuez nos juntamos 27 corredores, 6 liebres y un puñado de amigos y familiares.

Cada uno metido en su papel, unos corriendo, otros animando, otros fotografiando. Se me haría  largo hablar de cada uno de los que disfrutamos del sol  en el primer día del invierno y del buen ambiente deportivo en los jardines reales de Aranjuez. Pero sí que me gustaría agradecer a los que se desplazaron desde Madrid para animarnos, familiares y amigos, también a la organización y todos los voluntarios que se volcaron con los corredores. Sin vuestro apoyo no tendría sentido este deporte.

Algo tiene la carrera de Aranjuez que la hace especial, fue a la primera carrera que asistimos como club, para algunos ha sido su primera carrera de 10 kilómetros, como lo fue ayer para otros. Algunos tuvimos el privilegio de ver correr a Paco, en  ediciones pasadas. Esperemos que el próximo año tengamos la oportunidad.

Gracias a todos y Feliz Navidad



jueves, 12 de diciembre de 2013

XXXIII Trofeo Akiles (Quién dijo frío)

Aunque resulte difícil de creer por las fotos, el termómetro marcaba exactamente a las 10 de la mañana, al inicio de la carrera, la nada despreciable cifra de -8º Centígrados, temperatura que solo suavizó hasta los -5,5º al finalizar.

Allí nos dimos cita unos 2.000 corredores, muy  buen ambiente y buena organización también por parte de uno de los clubs de atletismo más antiguos de Madrid, por otra parte, la casa de campo en esta época tan otoñal estaba espectacular.

Dada la dificultad del recorrido, echad un vistazo a la altimetría, no iba con ninguna expectativa de hacer marca, pero lo cierto es que me encontraba muy animado y con ganas de hacerlo bien, así que me puse un objetivo alcanzable, menos de 45 minutos.



A la salida tuve que perder algo de tiempo para poder remontar posiciones, os aconsejo que os coloquéis bien si vais el año que viene pues a pesar de la anchura de la carretera, entre 2000 personas siempre cuesta avanzar.

No tardé mucho en darme cuenta del perfil tan exigente de esta carrera hasta el kilómetro 4, tiene dos rampas muy duras que te suben las pulsaciones hasta el límite, lo cual te deja un poco frito para el resto de la carrera, de hecho no quería ni mirar el reloj porque sabía que estaba yendo muy lento.

A partir del km-4 la cosa cambia, una bajada de casi 2 km, la más larga que yo he visto en cualquier otra carrera, hace que puedas recuperarte de "el muro", sin embargo, en el km-5, llevaba casi 23 minutos!, era muy lento para bajar de 45 minutos, me desanimé un poco........
Sin embargo,  salió el espíritu Running Rivas y no dí mi brazo a torcer, seguí acelerando ayudado por la interminable bajada y en el kilómetro 8 llevaba exactamente 36: 30, eso sí, medio muerto, menos mal que ahí estaba mi chica para darme ánimos y afrontar los dos kilómetros finales regulando la poca fuerza que me quedaba....
En el 9 que, por cierto, es picando hacia arriba, 40:50.... estaba claro que no iba a conseguirlo pero, para mi sorpresa, el 10 era cuesta abajo de nuevo!, echando el resto y con más ganas que fuerza al final 44:55, terminando el último kilómetro en 4:05 y consiguiendo el objetivo marcado!!!. 

miércoles, 4 de diciembre de 2013

36 Donostia-San Sebastián: Marathon-1/2+10 Km…….¡A qué no hay….!

 
 




 
 





 
 
 
Esto era allá por el estío de agosto...una conversación en la tirada larga en el Bella…esta carrera se la debemos a Jenny y a Tomás. ¡¡Gracias a ambos!!
 
Al final nos juntamos 18 Running Rivas a correr.
Running Rivas estuvo presente en todas las distancias de esta prueba:Maratón, media y 10 km.
 
Voy a permitirme el tratar de sonrojar a dos Ilustres Running Rivas, y por alusiones, a tres.
 
Cris. No hace falta que añada apellidos. Si os digo que es el corazón de Running Rivas, algunos tal vez aún no la localicéis. Eso es porque no la conocéis todavía. Es la compañera perfecta, te ayuda, te anima, te hace de liebre, siempre encuentras una palabra de ánimo en ella.
 
Si os digo que es una atleta perseverante, sufridora, peleona, disciplinada, que se marca una meta y hasta que no lo consigue no para… Si la habéis visto en la pista haciendo series, tal vez ya os vaya sonando. Pues no la perdáis de vista, porque acaba de despegar. Y está claro que ella pone la gasolina, la cabeza, el sufrimiento, pero el que la ha empujado con sus entrenamientos, es Paco.
 
Tomás. Es verdad que no nos conocemos mucho. Pero como atleta creo que es metódico, luchador, perseverante, muy disciplinado. Es capaz de salir a entrenar un sábado a las 7 de la mañana porque luego tiene que ir a currar. Pura cabeza…y piernas. También, como en el caso de Cris, detras del atleta hay una enorme persona, siempre dando ánimos, risas, e incluso haciendo de liebrefante.
 
La temporada pasada lo pasó mal, cuando estaba en su pico de forma, apareció la tan temida lesión, y tuvo que posponer sus planes. Creo que en su vocabulario no existe abandono, por eso los pospuso y ha vuelto más fuerte que nunca. Teníais que haberle visto entrar en Anoeta. Pura felicidad. Pura vida. Y detrás de él, otra vez Paco.
 
Y aunque no lo había avisado, un poco de sonroje para un cuarto, Zorro, ¡¡qué grande eres!!, a mí me empujaste y me hiciste sacar lo que ya no tenía para lograr que el viaje a tierras del norte tuviera la guinda… y a Tomás le acompañaste, consiguiendo que el tan temido muro, ni apareciese.
 
Aquí termino yo, y empiezan las vivencias de los protas. Parecen largas, pero es que detrás de cada carrera hay mucho esfuerzo, muchas horas de entreno, muchos nervios…y todo eso no es fácil condensarlo en pocas líneas. (Sara aunque sólo he escrito el sentir de una mayoría)
 

CRÓNICA DE UN MARATÓN SIN MURO

Nueve en punto de la mañana en San Sebastián, día frío y gris pero de momento sin lluvia ni viento, por el momento perfecto para correr el maratón aunque en poco menos de tres horas da para muchos cambios meteorológicos.
Salimos los corredores del maratón junto a los de la media, los primeros kilómetros cogiendo el ritmo relativamente cómodo que tenía memorizado en mis piernas al acabar las tiradas largas de los últimos meses y casi sin darme cuenta ya estoy completando la primera vuelta corta de 6 km y saludando al padre de Jenny al paso por Anoeta. Parece que ya he entrando en calor y tras cruzarme con muchos de los RR que corrían la media, pasando por el kilómetro 10 voy clavando el ritmo previsto de 4:00 min/km.
Lo único que me preocupa un poco es el no encontrar un grupo estable con el que engancharme puesto que por unos u otros motivos no consigo aguantar con ninguno en concreto más de diez minutos. El caso es que poco después me cruzo con Jenny ya de vuelta terminando su carrera de 10 km. En lo que voy completando la segunda vuelta, voy quedándome un poco con el recorrido de ésta, para tener en cuenta los puntos complicados de cara a la última parte saber lo que me espera. Quizá lo peor es la fea zona del polígono industrial, con una ligera cuesta larga y tendida, sin apenas animación por la cuál pasaré más tarde más allá del kilómetro treinta.
Al paso de la media maratón, marco un tiempo de poco menos de 1hora 25minutos.Otra cosa no, pero esto de clavar los ritmos de carrera que tengo previstos se me da bastante bien y de momento se está cumpliendo.
Tres kilómetros más adelante, nuevo y último paso por Anoeta, quedan unos 18 km. Voy fresco aún y me da un subidón bestial al pasar la nueva ronda de saludos, esta vez con unos cuantos compañeros RR que ya habían terminado sus respectivas carreras.
De repente se me une el Zorro a la carrera unos kilómetros para tirar de mí y echarme un cable en un avituallamiento. Después de comentarme brevemente los buenos resultados de los que ya habían terminado su carrera, se aparta a un lado con la promesa de esperarme para terminar conmigo el maratón.
Me encamino hacia el kilómetro 30 y el temido polígono industrial poco más alante. El muro sigue sin aparecer, me tomo mi segundo gel allá por el kilómetro 34 y pasado lo peor a dar el resto con un suave cambio de ritmo tras el cuál, vuelvo a coincidir con el Zorro y a partir de aquí todo fue un continuo adelantar corredores, lo que da una tremenda moral que me hizo mantener de aquí al final los ritmos constantes por debajo de 4 min/km que me marcaba Jose. La vuelta a la pista de Anoeta tremenda, dándolo todo como en las series que me pone Paco.
 Miro el crono:
 2h48min21sg
 
 ¡Muy bien! He hecho menos de un minuto en la segunda media maratón. Me abrazo con el Zorro sin saber ni como expresarle mi agradecimiento. Ha merecido la pena tanto esfuerzo dedicado, tanto cansancio acumulado, tanto entrenamiento solitario. Me he podido resarcir de los dos meses de lesión que me dejaron sin maratón de Madrid a primeros de año. (Tomás).
 
 
MARCHANDO UNA DE MEDIAS: LAS DEBUTANTES.
 
Para Mari, la Penti, todo ha sido como si no hubiera sido. Es decir, una distancia que nunca imaginó que le diera por terminarla, la termina. ¡Qué necesidad había de hacerlo! Pues mucha. Fueron muy cómodos en grupo.
Jorge venía un poco cansado, mucha paliza de coche, y mucho follón de semana. Sufrió un poco, pero lo justo. Amalia tenía unas cuantas medias a la espalda….pero desde la barrera. ¡Estaba acongojá!.
Las debutantes tenían miedo, es normal porque hasta que no la haces no te das cuenta de que estás entrenada para terminarla sin morir. Así que ellas dudaban, y el resto teníamos claro que estaban más que preparadas. Y así fue. Gracias a Mamen, Mar, Miguel y Jorge, terminaron muy arropadas. Estrella y Javi fueron a su ritmo, que ellos ya están muy bregados en esta distancia.
Sergio, Quique y Pedro. Otros tres RR en la media. Pedro se estrenaba en el Club y corria la primera media con RR. ¡¡Qué bien nos vino la logística que puso a nuestra disposición!.
 
MI PRIMER 10.000
 
Animada por Tomás que correría el maratón, hace unos meses, decidí apuntarme al 10k de San Sebastián, distancia en la que me estrenaría.
 
Tras poco más de 10 minutos de dar la salida de los maratonianos, salimos los del 10.000. Con la mente puesta en el objetivo de terminar la carrera en condiciones, fui marcándome un ritmo a priori cómodo que me permitiese mantenerlo o incluso acabar la carrera un poco más fuerte. Así fueron pasando los primeros kilómetros por zonas bien conocidas por mí y sin darme apenas cuenta, ya estaba pasando el Hotel Londres y enlazando el Paseo de la Concha, en el cual más adelante pude animar al Zorro, Cris ,Sara, Belén y Lorena que iban como una flecha en la vuelta hacia meta.
 
Lo duro llegó antes de coger el túnel de vuelta, con ese pequeño repecho rompepiernas, de los pocos que encontramos en esta carrera casi llana, que me hizo aflojar un poco lo cual me permitió poder fijarme en los corredores del maratón y poder ver a Tomás cuando yo estaba llegando al final del paseo de la concha.
 
A algo más de 2 kilómetros del final, me ví capaz de apretar un poco más y a partir de aquí se me hizo bastante duro, puesto que ver el estadio tan cerca y tener que rodear éste más el miniestadio, era como estar tocando la meta pero nunca llegar a ella; tras lo cual, conseguí acabar la carrera mejor de lo que pensaba. (Jenny).
 
 
CRÓNICA DE UNA CARRERA ANUNCIADA.
 
La mañana comenzó con sueño y nervios pero con la clara intención de conseguir esas metas personales que grandes y pequeñas eran importantes para todos.
Los había que tenían que hacer marca, hasta los que sólo soñábamos con llegar que este era mi caso.
 
Creo que hacía frío pero estábamos tan animados que ni lo notábamos y comenzó la carrera con la canción de ACDC a tope de “Highway to hell” que nos puso la pilas esperando la salida y a partir de ahí cada uno empezó con su ritmo, su cuerpo y sobre todo su cerebro que le mandaba y ordenaba como continuar y a quien seguir como referencia.
 
Fue impresionante llegar a la concha y ver ese espectáculo de playa, monte Urgull y ese cielo plomizo que te hacía saber donde estabas en todo momento, y la gente como te animaba por tu nombre, los pelos se ponían de punta; de repente la concha se desdobla y ves pasar a tus compañeros a tu lado y en contralor que ellos van como flechas y ves pasar al zorro, a Cris súper concentrada , a Paz saludándote y animándote …. Una suerte.
 
La segunda mitad ya vas sóla y más cansada pero la sorpresa es que ya ves desde lejos el estadio de Anoeta y corazón empieza a latir más fuerte por que sabes que te queda poco y que tienes que continuar y cuando te acercas oyes a los que te conocen que ya han terminado (Sara , Cris, el Zorro) y te gritan y te animan y ahí echas el resto por que es como un potenciador de esos famosos y entras en el estadio , ¡¡¡QUE EMOCIÓN!!!,  ves el reloj y te dice que es posible que entras antes de 60 minutos OBJETIVO CUMPLIDO y que felicidad esas endorfinas flotando …… volveremos a hacerlo. (Belén)
 
UNA GRAN EXPERIENCIA.
 
Correr la carrera de los 10 km de San Sebastián ha sido una bonita experiencia: 
  • Por vivir mi primera carrera fuera de Madrid con el club, los preparativos con los profesionales que siempre saben responderte a todas las dudas: mallas cortas o largas, pasare calor o frío, que desayuno, llevamos bolsas de basura por si llueve....
  • Poder correr juntos por esta preciosa ciudad
Intenté ir a 5 min. el Km, pero a partir del Km. 7 me fue duro mantener el ritmo, gracias a Cris que en el último Km, fue acompañándome animándome "vamos rubi" cuando yo ya no podía con mi alma, fue un detallazo increíble y ufff.... justita pude entrar en la meta antes de que el marcador llegara a los 51 minutos.
Ver a las compañeras llegar de su primera media como unas campeonas, tras compartir tantos entrenamientos juntas. Pero lo mejor de todo ha sido que me lo he pasado genial, me he reído mucho y además también lo he podido compartir con una gran amiga, Belén, a la que animé para que se apuntará y tras entrenar sola día a día ha conseguido su objetivo ....¡es una valiente!. Gracias a todos.
(Paz) 
 
 
¡¡AUPA VENGA!!
 
El día anterior ya apuntaba a que la carrera iba a ser muy buena. Lo pasamos fenomenal entre risas y cuentos, eso sí, tenemos que darle las gracias al amable señor del restaurante que, a pesar de llevar todos los menús pedidos desde hacía 15 días, se empeñó en dejarnos disfrutar de la comida unas cuatro horas…. Me lo pasé genial, aprendí muchas cosas en el trayecto, y estoy muy contenta de haberme animado a compartir esta carrera con el Club.
El recorrido de la carrera fue excepcional, las vistas son hermosas, y nunca había oído tantos “Aúpa venga”. Así que la próxima aventura de Running Rivas no me la pierdo. (Susana)
 
No me quiero olvidar de Lorena, la “niña” de Mamen, a la que se le caía la baba y se llenaba de orgullo cuando llegó de la media y vio que su niña había terminado los 10 km tan panchita, con buenas sensaciones.
 
 

jueves, 28 de noviembre de 2013

10 Kilómetros de Rivas


En Rivas, en nuestra casa, por donde entrenan a diario los ya conocidos RR.. Que bonito sonaba todo y con qué ganas se podía plantear esta carrera…. hasta que pones un pie en la calle y notas que poco a poco se te va helando la sangre… y las manos, los pies, la nariz …
A las 9:00 habíamos quedado todos los valientes delante de la carpa de recogida de dorsal, al lado de la pista de atletismo.. ¿Cuántos estábamos ahí?  Ninguno.  Pero ¿cuántos habíamos llegado puntuales como relojes? Prácticamente todos. Como si tuviéramos una mente colmena habíamos decidido sin más que se estaba mucho mejor dentro cogiendo taquillas para dejar las cosas que tomando el fresco fuera..
Después de varios saludos, abrazos y el buen rollo que nos caracteriza siempre, alzó la voz uno de los profesionales (si no recuerdo mal, el mismísimo Aguilucho): “Bueno qué… Habrá que calentar, no??”   Y quién le dice que no? Digo yo que algo sabrá de esto de correr…
Así que nos damos una vuelta por fuera (empezamos mal… siempre con cuestas aquí en Rivas.. que frío y que pocas ganas..), volvemos y nos vamos preparando. Quitamos la ropa que nos sobra para no agobiarnos en la carrera, hacemos la foto de rigor del grupo y nos preparamos en la pista de atletismo a dar lo mejor de nosotros mismos o al menos a intentarlo.. En este club unos corren más y otros corremos menos.. pero todos le echan una fuerza de voluntad y un ánimo que inspira a seguir!

Y ahora sí! Es la hora de salir! Crono preparado, palabras de “ánimo y suerte” y en un rato nos volvemos a ver aquí!!
(Diego)



Cuatro minutos para que den la salida y yo guardando el teléfono en la taquilla, Javi me había dicho que hiciese fotos. 

Os pensaréis que iba tarde....pues no, estáis muy equivocados, mi compañero de carrera no había llegado aun, os imagináis quien es, no?.

Me acerco corriendo a la salida, estaba en la línea del 300, y el speaker dice, aquí vienen lo últimos corredores de calentar, jajajajaajajajajaajaja, si supiera que ni siquiera he estirado.

Veo a Felipe, su amigo y a Juan y me pongo con ellos, mi compañero sigue sin venir ;-)

En primera línea veo a Botín y a Arguiñano, el resto de los componentes del club están diseminados en el mogollón.

Treinta segundos para salir y allí aparece mi compi, "hoy has venido pronto tío", pues si, pero vengo con el dinero para el dorsal jajajajajaajajajajaja, tranquilo amigo, hay un dorsal y un chip para tí pero están en la taquilla.

Salida, los primeros salen escopetados, se parecen a Ruben y sus colegas cuando entrenan velocidad y me pasan por la recta de los 100, a que son capaces de cogernos?, había que dar una vuelta a la pista. Pues no, el quinteto que formamos empieza de miedo. Mi amigo, se pone al frente y pienso, a que me da la carrera y me toca ponerme las pilas?.

Salimos del estadio y allí nos espera la cuesta, Felipe empieza a hablar, os parece raro, no?, a mi también 8P

Yo empiezo a practicar la técnica que me ha enseñado Nuria, hablar y correr a la vez, que guay! no me ahogo, voy bien.

Primer kilómetro, escucho a Juan decir que vamos a cinco y pico, vamos bien. Mi compañero va sin hacer un solo ruido, a que me ha engañado y está mejor de lo que me ha dicho?.

A nadie le gusta el recorrido de esta carrera salvo a mí, no os creáis que es por el paisaje, no!!!, me gusta porque puedo ver como van mis compañeros, flipar con lo bien que van y encima les puedo animar. 

Enfilamos el tramo que va del Ahorramás a la Policia, empiezo a divisar a RR y a animarles. Botín y Arguiñano deben ir por delante, el resto pasan todos y ninguno se queda sin mi voces de ánimo, bueno, una sí, Nuria que va de incógnito con una camiseta rosa de la San Silvestre y no la he visto pasar.

El quinteto vamos de lujo, "ey, chicos, bajar el ritmo que luego lo vamos a pagar", Felipe dixit.

A la altura del Vallina, veo a Julio, "venga tío que vas el primero de tu categoría", cuántos llevo delante?, me pregunta, 7 u 8 le digo. La cuadrilla no está de acuerdo en que le haya dicho la verdad, pero yo se que Julio quería saber la verdad, no contarle una milonga de que lleva 3 o 4 delante, es todo un profesional.

Unos metros detrás viene Pepe, viene mas encorvado que de costumbre.....uyuyuy...nos sobró el último ron de anoche 8D

Antes de entrar al estadio alguien nos anima, es Viky y su perro. Mas adelante Irene nos anima y nos hace una foto.

Entramos al estadio, damos la vuelta de rigor y volvemos a salir.

El quinteto empieza a descomponerse, mi amigo empieza con sus resoplidos, onomatopeyas y demás variedad de sonidos. Juan se empieza a quedar un poco y me quedo con él. Por delante se van Felipe, su colega y mi amigo.

En la rotonda de la EMV veo que Nuria va bajando como una bala, "venga Nuria" la grito, pero seguro que ni me ha oído.

Llegamos a la Policia y le digo a Juan que si va bien, me dice que si, que ha encontrado su ritmo, guay, pues me voy a ver si encuentro a mi amigo.

Empiezo a pasar gente, vaya experiencia mas rara, la mayoría de veces soy yo al que pasan. 

Cojo a mi amigo en la última subida del recorrido. No va bien, me lo encuentro con el volumen de ruidos a tope y con flato. Venga, que ya no queda nada. Así hicimos los últimos kilómetros, trotando para llegar. 

Entrada al estadio, vuelta al mismo y enfilamos el pasillo de salto de longitud que era la recta de meta. Entramos juntos, misión cumplida.

Vamos hacia la de entrega de chip y paran a mi amigo, os imagináis por qué, no?. Si os acordáis iba sin dorsal, a si que, si no llevas dorsal no pasas. Me gustaría que hubieseis visto la cara del tipo cuando Oscar, mi amigo, le explica que el dorsal y el chip están en la taquilla, flilpaba jajajajaajajjaajajaja júramelo por tu madre le dice jajajajajaajajaja.

Una chica me dice  "¿conoces a todos?....gracias por los ánimos que le has dado a tus compañeros, me han ayudado a mi también"........que mejor final para una carrera 8D  (Manolo)

Km 8. Todos mis compis deben estar en meta, en un ratito los veré, ya hidratados, calentitos y con los estiramientos hechos. “uy….una camiseta roja en sentido contrario…..otro que ha terminado y está de vuelta a su casita….ah pues no….Es Rober! Hola Laura, vamos a por ese empujón final, que ya no te queda nada. 
Alarga zancadilla, suelta brazos, ve descargando que cuando entremos en pista tienes que hacer un 400……y mientras yo pensaba….pero si no puedo ni con mi alma!!!!! está loco!!!! Entramos en pista, se acerca Javi y se pone a hacer el 400 con nosotros.  Se acerca Felipe, venga Lady! Y Manu….y……

"ser la última en muchas carreras es bastante duro psicológicamente y algunas veces se me pasa por la cabeza colgar las zapatillas y no correr más…… pero.....en carreras como ésta....q veo a mis compis animándome y a alguno ir a buscarme para darme aliento los últimos kms (mil gracias Rober), m dan fuerza para seguir entrenando. Ésto es más q un club y estoy muy orgullosa de pertenecer a los Running Rivas". (Laura)


















Diego
50:01
Sebas
42:16 MMP
Marta
50:59 MMP
Tomás
45:02 MMP
Laura
1:06:24
Manolo
56:28
Javier Ro
45:57
Santi F
43:26
Jose
42:29
Felipe
53:45
Javier Re
43:57
Fernando Fer
43:41
Santi T
45:29
Javier G
43:59
Roberto G
46:30
Julio
36:47
Pepe
38:49
Nuria
46:44
David
47:44
Roberto H
45:31 MMP
Benja
47:12
Juan Antonio              57:07








martes, 19 de noviembre de 2013

XIX Memorial de los Bomberos (17/11/2013). La carrera de los perfectos anfitriones.

En Villalba, a las 11:00 de la mañana de un domingo que amaneció muy lluvioso, ¿qué mejor que irse hasta allí a hacer la tirada larga? Pues nada, no había nada mejor que hacer. También es cierto que no solo fuimos a la carrera, sino que como entre los bomberos algunos son muy cocinillas, y todos muy pero que muy hospitalarios, y buena gente, pues cuando organizan una carrera no se quedan ahí, y pasan a ser los perfectos anfitriones, ¿cómo? Pues ahí van unas pinceladas: • Al terminar la carrera caldito y fruta a tuti plen. • Tras la entrega de premios, paella para el personal, así que te vas comido a casa. Y la paella estaba buenísima. Así que el resultado fue, un día muy bueno para correr, apenas llovizno, con una temperatura estupenda. El zorro, perfecto anfritrión, y cocinillas, corrió cómodo. Cris como siempre en cabeza, esta vez no la vimos ni la espalda. Lorena, ¡un olé por ella! Terminó fenomenal, no necesitó ni los cascos…. Aunque mamá Mamen estaba un poco preocupada por su polluela, se llenó de orgullo cuando la acompañó en la vuelta al estadio, y su niña estaba tan pichi. Mamen, Mari y yo fuimos juntas toda la carrera y lo pasamos muy bien, con muy buenas sensaciones. La invitada de excepción fue Ana,que por lesión no pudo participar en la primera parte (la carrera), pero en la segunda doy fe que dejó el pabellón muy alto. La carrera fue parte cross, en el circuito en el que se disputa el campeonato de Madrid de Cross, y parte urbana, un poco durillo, porque hubo una cuesta interminable, que no estaba invitada en nuestro baile, pero pudimos con ella. Salida y llegada en la pista de atletismo, como los profesionales. Resultado: Un mañana larga muy, pero que muy bien aprovechada. Sara.

lunes, 18 de noviembre de 2013

XIV Carrera Popular de Daganzo (3/11/20113)…..En busca de la Chispa…



Pues allí nos plantamos Paz, Mamen, Amalia, Jorge, Cris y la menda, Sara.

Aunque es mejor que empiece por el principio. ¿Porqué terminamos un 3 de noviembre en Daganzo corriendo un 10.000?. Por Paco. Reproducción literal de la conversación:

-        ¿Qué carrera crees que me vendría bien de cara a la media Paco?, preguntó Amalia, con la esperanza de que le contestara…”Amalia, te pones Carros de Fuego, unas palomitas y listo”… pero eso era sólo un deseo.
-        Pues correr un 10000, a ritmo, o sea, apagando el modo “recogida de flores ya que estoy”, sería una buena cosa, y si es a principios de noviembre, mejor. Contestó Paco sin levantar la vista de su tablet.
Amalia lo comentó en la tirada larga, y Cris aseveró “Pues claro Amalia, sería ideal ir a Daganzo, es una carrera chula, porque hay poca gente, no es muy exigente, para eso, para coger CHISPA”.

Así, que allí nos plantamos en Daganzo, cual primates en 2001 Odisea del Espacio, buscando la chispa.

Calentamiento, risas, y unos cuantos eslalons después, porque otra cosa no, pero curvas, estaban todas ahí metidas, tipo cola del Parque de Atracciones, habíamos terminado la carrera.

He tardado un poco en escribir estas líneas, porque aún sigo buscando la Chispa….

Paz hizo un carrerón, Jorge, un calentamiento previo a los otros 10 km que luego tenía que correr en el partido. Mamen, se entretuvo un poco más, porque le pareció ver algún destello de chispa entre unos arbustos, Amalia, fue a echar un ojo al descubrimiento de Mamen, pero tuvo que seguir, Cris como siempre, carrerón, porque esta chica está que se sale. Es malo, porque nos tiene acostumbrados a verla en lo alto del podium y en la lejanía, hasta que la perdemos de vista, y eso puede generar envidias…, y yo, que bueno, voy luchando contra el reloj, y por ahora gana él, pero sólo por ahora….

Canillejas pasada por agua


8h15m suena el despertador, -¡que pereza!. Escucho golpear las gotas de lluvia contra la ventana-¿a dónde voy?.en seguida me vienen recuerdos de cuando acompañaba a mi hijo a sus competiciones de atletismo y llovía a cántaros. Mi pregunta siempre era la misma. - ¿Suspenderán la carrera, no? Y el siempre me respondía. Paco me ha dicho que no conoce ninguna vez que una carrera se haya suspendido por lluvia. Con lo cual hoy tocaba mojarse.
Vamos llegando poco a poco al autobús, uno, otro, otro y asía hasta 19 inconscientes. El termómetro marca fuera 5 grados. Nos animan los comentarios de Felipe “Los que tenéis poca chicha, hoy vais a pasarlo mal” o “ me he traído una gorra de cuando estuve en el Caribe para disimular”. Santi nos imparte un monográfico de cómo no se tiene que poner un dorsal.
Aparcados en la salida, la gente se hace la remolona para salir fuera y empezar con la rutina del calentamiento y los pises. Me hago fuerte como Manolo en el autobús, mientras Pepe y el Aguilucho se van a calentar al Centro Comercial de enfrente. Las progresiones las hacen desde la óptica hasta la floristería de la planta baja y las recuperaciones desde la panadería hasta la pastelería de la entreplanta. El vigilante jurado les llama la atención. -“ Oiga  aquí dentro no se puede correr”. Se trasladan a la primera planta, misma rutina, peluquería-escalera de incendios. El vigilante cabreado se va por ellos, entonces empiezan los farleks por todo el Centro Comercial. Al final salen por la puerta principal a tres minutos de que empiece la carrera, secos, con 150 pulsaciones y sin haber comprado nada. ¡Que profesionales!
El resto embutidos en unos ponchos amarillos de plástico que ha traído Estrella del maratón de Berlín, iniciamos el calentamiento. Nos encontramos con David que ha venido con un amigo y se unen a la marea amarilla. Cinco minutos rodando y no queda un solo charco por pisar en Canillejas.
Nos organizamos en varios grupos para correr juntos, según objetivos. Aguilucho y Pepe por delante. Javi 1, Javi 2, Javi 3, Robert 1, Robert 2, Santi y David en el grupo de 45’. Felipe, Fernando y Diego, en el grupo de < 50´ .  Fabi , Estrella e Isa en el de 55´. Laura transitará sola, objetivo la hora. Esto sobre el papel queda de lujo, pero cuando dan la señal de salida en bajada, sobre una alfombra de hojas mojadas de castaño de indias , estrecha  con curvas de 90º y un mogollón de gente. Los grupos se recomponen y se forman grupos de a uno. (lo que viene siendo cada uno por su lado).
Hemos salido muy atrás y el sector donde me encuentro discurre por encima de 5´. Tengo que acelerar por la acera si quiero bajar mi marca. Javi va a mi lado, también David, Santi le llevamos ocho metros por delante, vamos zigzagueando entre los coches. Casi me trago a un señor que va con un paraguas negro – “·#J”+^`!##$-“. Pues sí tiene toda la razón, tendría que ir por la calzada.
Ya estamos en la calle ancha, donde se puede correr. Santi me dice que vamos muy bien. Miro el reloj y está en calorías – “donde habré tocado” No importa me olvido de él.
 Km5, primera referencia, Santi me canta -“22:20 estamos dentro” Estupendo, pero queda toda la subida, Santi me conoce y sabe que necesito aire y buscar mi ritmo. Entonces le veo alejarse para no agobiarme, pero yo sé que está cerca, un hilo invisible nos une y sé cuando le necesite estará a mi lado.
La cuesta empieza a pasar factura a mis pulmones, entonces alcanzo a Kriscu, que va penando como yo, ruedo un rato a su lado hasta que percibe mi presencia. Me mira pone su mano sobre mi hombre y me sonríe. No cruzamos ninguna palabra pero nos hemos entendido. Pienso, ánimo Kriscu, mucha fuerza y sigo subiendo.
Santi aparece arriba de la cuenta en la cima del recorrido, hasta la meta 3 km de bajada. Le suplico que me deje unos metros para bajar pulsaciones. Que gusto bajar, Santi se pone 3 mts por delante y empieza a tirar de mí, voy bastante entero y alargo la zancada.
Km8 Santi me da la enhorabuena y m e dice que llevamos 36´10´´, que el trabajo ya está hecho y que entramos en 45´ sin problemas. Últimos 100 mts y nos quedan todavía fuerzas para esprintar. Pasamos por la meta a 45:08, acabo de bajar mi marca un minuto. - ¡Gracias Santi sin ti no lo hubiera logrado!.

Aguilucho por delante ha roto su marca personal, pasando por debajo del arco en 36:06 y con una sonrisa de oreja a oreja se va en busca de Fabi, Isa y Estrella que vienen juntas, los últimos kilómetros. Fabi termina su primer 10K super- feliz y los miedos e incertidumbres de la última semana se disipan cuando cruza el arco de llegada, luego entra Estrella e Isa.
Roberto H y David que corrían la primera carrera con el club, cruzan la meta empapados pero contentos de haber conseguido sus objetivos, el primero hace marca personal. Enhorabuena a los dos y esperamos correr muchas carreras a vuestro lado.
Javi G, incontestable, otra vez nos vuelve a sorprender con un nuevo record 43:33. Sin comentarios.
Rober G, empieza a coger inercia y baja marca personal.
Felipe y Fernando que  llevan retrasado el inicio de temporada empiezan a verse con buenas sensaciones. Chicos la temporada es larga y tenéis mucho recorrido.
Laura que a principios de año tuvo una fuerte lesión, baja su marca del año en un minuto. Poco a poco, campeona.

Diego consigue su objetivo y marca personal al bajar por debajo de 50´. Lástima que no te haya detectado la alfombra del crono. Pero sabes que a nosotros cree-quer-emos. 

Isa
57:11
Fabi
56:33MMP
Estrella
56:47
Laura
1:06:13
Kriscu
47:40
PePe
37:47
Julio
36:06MMP
Javi F
45:08MMP
Javi G
43:33MMP
RobertG
46:14MMP
Felipe
50:17
Santi
45:06
Diego
<50
Fernando
49:43
David
44:45
RobertH
46:43MMP

jueves, 14 de noviembre de 2013

Comienza la temporada


El canicross de Humanes tiene un encanto especial: fue la primera vez que vi un canicross en directo, y como suele pasar siempre con la primera vez,  no se te olvida.
Esta vez tampoco iba a ser distinto. Era la primera vez que dos RR participábamos juntas en un canicross de la liga de Guadalajara. Llevábamos semanas saliendo con nuestros amigos de cuatro patas por los caminos de Rivas y Lisa y Yeicob, se habían hecho inseparables. Vamos, que Yeicob no corre, si no tiene cerca a Lisa.
También en el canicross, hay que madrugar, ya que se corren distintas carreras por separado: la oficial, la de los niños y la popular. Después de recoger nuestro dorsal y pasar el control veterinario con los perros, los cuatro empezamos a calentar. Nuestros perros saludan a sus amigos y nosotras pasamos revista a nuestras contrincantes. ¡Vaya nivelazo!  Para María sería su primer canicross oficial y en la línea de salida seguimos intercambiando los últimos consejos antes de colocarme, en segunda línea (la primera está reservada para los expertos). En estas carreras es muy importante la salida, ya que no llevamos chips y la clasificación se obtiene por orden de llegada.

Empieza la cuenta atrás del juez … 7..5..3,2,1 y con tanto ladrido de perro, no hay quién se entere del “ya”. Comienzo a correr cuando Yeicob da el primer tirón al cinturón. Todos salimos en bloque del pueblo y de repente Yeicob se para en seco, ya os podéis imaginar para qué (sí, ya sé que se sale de casa con todo hecho, pero él no). Para poco me ha servido colocarme de las primeras, me adelantan mis rivales y ya no me quedan muchas opciones para recuperar puestos.
El recorrido era de 6 km en dos vueltas: la idea es que la primera fuese de reconocimiento y la segunda ya a tope. En los primeros kilómetros Yeicob va desbocado y me las apaño para que no me tire. Sé que María va detrás de mí, pero a suficiente distancia para que no detecte a Lisa. Pasamos por el arco de meta en la primera vuelta, he recuperado alguna posición sobre mis rivales y María sigue corriendo al lado de Lisa que la mira con cara de “adónde me has traído”. Enfilamos el último kilómetro y empiezo a tener muy buenas sensaciones, debe ser que Yeicob se ha centrado y tira más uniformemente. Diviso el arco de llegada y los últimos 200 metros adelanto 2 posiciones, aún así sé que no he llegado de las primeras.

Al momento cruza María con su amiga Lisa la línea de meta, cansadas pero contentas de haber terminado su primera carrera. Todo una experiencia, nos emplazamos para entrenar más intensamente y correr la próxima en Marchamalo. (Estrella)